El Ayuntamiento de Güímar no cumple con el protocolo de retirada del Rabo de Gato

Izquierda Unida Canaria en el municipio de Güímar denuncia que el Ayuntamiento de la localidad no cumple el protocolo de retirada de una de las especies invasoras más potentes en la isla

Hace una semana, un vecino de la localidad de Güímar, trasladó a la asamblea de IUC en el municipio un vídeo y una foto de una de las jornadas de retirada de Rabo de Gato en zona casco. En dichas imágenes, se observa cómo el personal del consistorio corta la planta sin cuidado alguno para luego pasar la sopladora, algo que va absolutamente en contra de lo estipulado en el protocolo de erradicación.

Según establece este protocolo, la retirada de esta especie debe hacerse con sumo cuidado debido a la facilidad de expansión que presenta. Así pues, se deben eliminar primero las partes florales, contenedoras de miles de semillas, y deben introducirse en bolsas bien selladas para evitar que estas semillas caigan al suelo. Seguidamente se deben desenterrar las raíces, que también deben ser almacenadas en bolsas. Por último, la parte más delicada es la de recoger con mucho cuidado las semillas que hayan podido caer al suelo, y para ello se debe regar el suelo previamente, de manera que las semillas no vuelen por movimiento o brisa. Las bolsas contenedoras de las partes florales y raíces además deben llevarse a puntos de recogida autorizados.

La formación de izquierdas denuncia que esto no sólo no se cumple, sino que además se salta todas las recomendaciones del protocolo establecido por el Gobierno de Canarias ejecutando gran parte de las acciones que desaconseja. El 24 de octubre de 2016, IUC ya advertía a la responsable de la Concejalía de Medio Ambiente mediante un escrito por registro de entrada, en el que también se solicitaba que confirmase por escrito el protocolo ejecutado por el personal del Ayuntamiento. Sin embargo, y como es habitual, no se respondió nunca.

Una vez más, el grupo de gobierno del Ayuntamiento de Güímar hace gala de su ineptitud para gestionar y su pasividad e ignorancia en materia de medio ambiente. Pareciera que únicamente se esfuerzan en organizar fiestas y actos, y de vez en cuando ejecutar alguna solicitud vecinal para garantizar unos resultados en 2019, en lugar de mejorar el entorno del municipio.