Sí se puede e Izquierda Unida Canaria proponen hacer de Güímar un municipio accesible

Ambas formaciones plantean la necesidad de cumplir los plazos legales que dan hasta finales de 2018 para tomar medidas de inclusión social para personas con discapacidad

Sí se puede Izquierda Unida Canaria (IUC) proponen hacer de Güímar un municipio accesible y, con esa intención, han registrado una moción conjunta para su debate en el pleno de la corporación, que se celebrará el último día de noviembre.

La moción plantea que antes del 31 de diciembre de 2018 se elabore un documento técnico de condiciones básicas de accesibilidad y no discriminación para el acceso y utilización de los espacios públicos urbanizados, de forma que se cumplan los términos legales, que dan un plazo hasta 2018 para la adaptación de los espacios públicos, según establecen el Real Decreto Legislativo 1/2013, de 29 de noviembre, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley General de derechos de las personas con discapacidad y de su inclusión social y la Orden VIV/561/2010, de 1 de febrero.

La iniciativa pone de manifiesto las carencias del municipio en accesibilidad, lo que impide considerar que actualmente Güímar sea un municipio accesible para las personas que presentan de algún tipo de discapacidad. Una ciudad para todos y todas conlleva un diseño que tenga en cuenta la diversidad humana, la inclusión social y la igualdad, así como hacer posible que todas las personas dispongan de igualdad de oportunidades en el uso de sus entornos.

La concejala de Sí se puede en el Ayuntamiento de Güímar, Lourdes Galindo, apunta que “se debe tomar medidas que vayan más allá de identificar y eliminar obstáculos y barreras de acceso; se trata también de cambiar edificios, vías públicas, servicios de transporte, instalaciones exteriores e interiores en escuelas, viviendas, instalaciones médicas y lugares de trabajo, además de introducir adaptaciones en los servicios de información, comunicaciones, electrónicos y de emergencias”.

Sin embargo, en estos momentos, ningún edificio público del municipio es accesible, por lo que cualquier trámite burocrático se convierte en una ardua tarea para cualquier persona afectada. Al respecto, la portavoz de la asamblea de IUC en Güímar, Nayra Caraballero, destaca que “la igualdad de oportunidades se vulnera en nuestro municipio y nadie ha trabajado para solucionarlo, tal como demuestra el recorrido en silla de rueda que impulsamos recientemente, en el que nos fue imposible llegar sin ayuda del Ayuntamiento a la oficina de Servicios Sociales”.

Ambas organizaciones consideran que es responsabilidad de la sociedad en su conjunto y muy especialmente de los poderes públicos modificar el entorno de modo que pueda ser utilizado en igualdad de condiciones por cada uno de los ciudadanos y ciudadanas.

 

Comité Local de IUC Güímar