Izquierda Unida Canaria en Güímar rechaza todo tipo de maltrato animal

La asamblea local de Izquierda Unida Canaria en Güímar insiste en que se debe cumplir la legislación para evitar más maltrato animal en el municipio

13680727_1755933611332291_1083588917322417970_nSanta Cruz de Tenerife a 30-03-2017. Después de los acontecimientos el pasado mes de febrero, en el que fue desmantelada una red nacional de peleas caninas en los altos del municipio de Güímar, el grupo de gobierno ha abierto los ojos en torno a la problemática animalista del municipio. Los ruegos, preguntas y escritos presentados por esta organización de izquierdas no fueron suficientes, tuvo que derramarse sangre y que eso fuera público para que la epifanía animalista despertara el apego y la empatía hacia los animales.

No obstante, la asamblea de IUC se congratula al saber que por fin se ha tomado conciencia y se debate en un pleno sobre la situación de los animales en el municipio, a pesar de que para algunos concejales del PSOE y CC esto suponga una pérdida de tiempo. Ahora, tras escuchar las declaraciones del portavoz del grupo socialista Airam Puerta en las que dice que “se gasta tiempo en un asunto poco importante: el maltrato animal”, es posible explicarse por qué el PSOE se levantó de la mesa en 2007 ante el proyecto de albergue comarcal, que a día de hoy nos podría haber ahorrado los casi 30.000€ de subvención que se ha llevado una supuesta protectora que ha hecho dejación de funciones los últimos 3 años. Además, sorprende que fuesen concejales y concejalas de esta propia formación quienes firmaran un año atrás la propuesta de ADDANCA de declarar Güímar ciudad libre de riñas de gallos mediante la recogida de firmas y no sólo eso, sino que albergaran en su sede hojas de las mismas. Parece que por un momento Güímar ha vuelto a marzo de 2015 y se esté preparando un aluvión de actos electorales, pancartas y panfletos.

Güímar ha amparado el maltrato permitiendo riñas de gallos en locales públicos, y luego en locales privados (que también incumplen el artículo 5 de la Ley 8/1991 dado que no son instalaciones gallísticas anteriores al año 90). También se ha permitido que una protectora subvencionada con dinero de las arcas municipales haya hecho dejación de funciones, se ha ignorado el aviso de muchos vecinos y vecinas que han cubierto con su dinero los gastos de operaciones y rescates de animales callejeros, y no se ha hecho nada por parte de la corporación para cumplir con lo ya estipulado en la Ley 7/1998 de Caza de Canarias para la protección de los perros, llevando por parte del ayuntamiento una correcta fiscalización evitando así, casos de abandono de los canes.

Todo esto es resultado de la falsa ignorancia de este y anteriores grupos de gobierno, por lo que la formación de izquierdas resalta que sí es un asunto de especial importancia, pues denota la poca capacidad de gestión que ha habido hasta ahora en cuanto a esta problemática, y debe ser tratado no sólo en este pleno, sino en todos los que sea necesario para acabar con el maltrato animal.

 

 

Deja un comentario