Izquierda Unida denuncia nuevos vertidos en la costa del polígono del Valle de Güímar

índice

Vertido aparecido en la costa de playa de lima el pasado 15 de marzo

Las Asambleas locales de Candelaria, Arafo y Güímar denuncian con fotos las evidencias de nuevos vertidos ocurridos en esta semana de marzo en la costa del Polígono del Valle de Güímar y que dejaban largas machas visibles desde todo el valle.

Desde hace tiempo los vecinos de Playa de Lima, la Viuda, y El Socorro se vienen quejando de los vertidos y malos olores que les genera una situación de insalubridad, inseguridad y empeoramiento de las condiciones de vida.

 

Vemos como los tres Ayuntamientos del Valle y Cabildo se enfrentan en una larga polémica sobre la gestión del polígono, y mantienen actuaciones ridículas como la de la famosa línea azul de demarcación de los términos municipales, pero la realidad concreta al día de hoy es la falta absoluta de control sobre las actividades y las consecuencias sobre los vecinos.

 

Se necesitan medidas urgentes y como primer paso para resolver estos problemas se hace necesario contar con un censo de estas industrias para estudiar las medias correctoras necesarias que palien estos efectos negativos sobre los vecinos del entorno y sobre el paisaje, así como poner en funcionamiento de manera prioritaria la estación depuradora de aguas residuales del Valle de Güímar.

 

El polígono industrial ha crecido sin un diseño claro de tipología industrial, sin mitigación de sus efectos contaminantes, de vertidos directos al mar, de generación de residuos, de afección al paisaje y al litoral, sin proceder a orientar los usos industriales desde el planeamiento para enfocarlo hacia las nuevas tecnologías y hacia las energías renovables.

 

Hemos preguntados en el Pleno y se desconoce el censo de industrias, ni existe un diagnóstico de la tipología industrial, sus materias primas, procesos de transformación que utilizan, de los residuos que generan, de la intensidad lumínica y su gasto, etc.

 

Las competencias municipales e insulares en la seguridad de los lugares públicos, salubridad, ordenación el tráfico de vehículos, ordenación del territorio y protección del medioambiente y control e inspección de actividades clasificadas no se vienen aplicando, por lo que las consecuencias la sufre el propio hábitat de la zona, los vecinos inmediatos y todos los usuarios de las zonas de baño. Hay una sensación de descontrol desde hace años con estos vertidos

 

Desde las asambleas locales de Izquierda Unida del Valle de Güímar se ha propuesto aprobar la realización de una auditoria ambiental que recoja un censo de la tipología industrial existente en el polígono industrial y laterales de la TF 281, actividad concreta que desarrollan, sus materias primas, procesos de transformación que utilizan, maquinaria, de los residuos que generan y su tratamiento y la puesta en funcionamiento de la depuradora.

Deja un comentario